portada

Una noche cualquiera

La rosa roja

El tiempo se va colgando de mi espalda
me hace ir más lento,
me hace la espera más larga.
El altruismo se desvanece
y aquel camino se hace más duro,
se hace distinto…
Busqué la senda pisé el destino.
Vino picado. Maldito ritmo,
deja de sonar, no te pares.
Y reventé mis puños contra la pared…
La rosa roja desgarró mi piel.
Y reventé de la cabeza hasta los pies…
Tardé en llegarte a comprender.
Rompo una foto, quemo un libro,
la misma neura siempre lo mismo
Por llegar a olvidar…¡¡¡bebería!!!
Licor que corta mi garganta,
alcohol que carga mi navaja,
no te acerques más, no te acerques.
ESTRIBILLO