portada

Psicotropia

Siempre

Comienza el juego.
Tú vas de absurdo, yo ilegal y encima ciego.
Sigues las normas
que aquí en mi espalda has de grabar, maldita porra.
Siguiendo tus consignas de sumisión y capital
no me intimidas.
Gritamos las pasiones, por la batalla desigual
con dos cojones.
Dime, dime que me estás contando.
Dime, dime que me vienes dando.
Dime, dime si no quiero caldo, siempre
un par de tazas más.
Cambias las normas.
Se olvida la objetividad cuando nos nombras.
Y casi nunca importa
La maquillada crueldad de ley se adorna
ESTRIBILLO
Dime, dime que ya no te aguanto
y estoy harto, harto de aguantar.