portada

Bastante

Bastante

Que miel tan amarga si empiezo a pensar,
me miente ser cuerdo, me haré más cabal.
Me engaña el silencio, lo rompo al gritar,
engendro caricias, recojo ansiedad.
Bastante que aún nos da por soñar…
Se hipotecan los cuentos, a golpes de bar,
maldita cadena, absurdo disfraz.
Bogando en el suelo, para amamantar
al necio cautivo, al sudor y al tirar.
Bastante que aún queremos luchar,
Bastante que aún nos da por soñar.
Se escucha siniestro a la Tierra chillar,
postales de enfermas, costas de alquitrán.
El mar desahuciado me viene a gritar,
mi vientre está yermo, me vas a envenenar.
ESTRIBILLO